Trudon

Spiritus Sancti

€200
Formato:
Cantidad:

Estallidos de purpurina y oro, perfume embriagador de las sacristías, de las piedras y las maderas seculares de los muros de la catedral gótica, la lujosa estela de los quemadores de incienso donde crepita el ámbar. Bajo la bóveda de una catedral, un corazón alborozado disfruta del embriagador aroma divino que llega hasta el alma.

Te gustará si... quieres acompañar tus momentos de un aroma ceremonial, respetuoso y sobretodo, no atosigante.


Notas de cabeza: Aldehído, Vapores De Incienso
Notas de corazón: Muguet
Notas de fondo: Incienso, Ládano, Benjuí

  • Nunca dejes una vela encendida sin vigilancia y no la quemes durante más de 2 horas seguidas.
  • Mantén encendida hasta que se licue toda la superficie y espera que se solidifique antes de volver a encenderla.
  • Para evitar el humo negro mantén la mecha cortada a 6 milímetros en todo momento. La mecha se puede colocar suavemente mientras la cera aún está fundida.
  • Siempre protejas la superficie sobre la que descansa la vela.
  • Una vez que solo queden 6 milímetros de cera, apaga la vela y deja que se enfríe completamente antes de desecharla de manera segura.

Otros clientes también vieron

VISTO RECIENTEMENTE